Travestismo

Travestismo y Travestis

En el lenguaje usado por el sentido común, el travestismo es conocido como el uso de ropas del sexo opuesto, y la persona que asi lo hace, es conocida como travesti.
El término travestismo es correctamente utilizado en el campo de la sexualidad para describir a aquel individuo que tiene placer erótico-sexual en el acto de cubrir su cuerpo, de vestirse con ropas del sexo opuesto al suyo.
Así verificamos que existen tantos hombres como mujeres travestis.
Para nuestro conocimiento, el término travesti fue empleado en el año de 1910, por el sexólogo Magnus Hirschfeld.
El travesti puede tanto vestirse totalmente como mujer (en el caso de travestis hombres, que son más comunes) y salir en público, como también usar sólo ropas íntimas femeninas, y estar completamente de cara al público vestido de traje y corbata, o sea, típicamente vestido de “hombre”.
Así, lejos de los ojos de otras personas, el travesti puede obtener su placer sexual, vestir sus ropas femeninas en un local discreto, estando solo en su casa.  Sentir el placer de vestirse con ropas del sexo opuesto, puede ser realizado de todas esas formas descritas anteriormente.
Por lo tanto el  travestismo no puede ser comparado al transexualismo, porque la orientación sexual de un individuo no tiene relación directa con el término travestismo, éste puede ocurrir con individuos de cualquier tipo de orientación sexual.
Dejemos claro que existen  personas públicas (en el caso de actores), que por exigencias de sus personajes necesitan vestirse con ropas del sexo opuesto al suyo, lo que no significa que sean travestis.  Para ese caso, la expresión más correcta es el transformismo que es una necesidad del trabajo, y no la obtención de placer sexual para sí mismo.  Puede ocurrir de que esos individuos (actores) sientan placer sexual en vestirse con ropas del sexo opuesto, pero eso ya recibirá otro nombre que es de el fetichismo travéstico, que puede llevar a ese individuo a hacer un show transformista muy utilizado hoy en dia.
El fenómeno travestismo varía mucho de persona a persona dependiendo del grado de ademanes, apariencia física, y las habilidades con el vestuario.  Una curiosidad  interesante es cuando el travesti no está vestido con ropas del sexo opuesto, en general, se parece a personas comunes de su sexo atribuído.  Los travestis, tanto hombres como mujeres, poseen una preocupación con la castración (fase descrita por Freud en su teoría de la sexualidad).  Esa interpretación psicoanalítica del travestismo puede ser entendida de la siguiente forma: el hombre homosexual sustituye el amor por la madre por una identificación con ella, el fetichista se resiste  a admitir que una mujer no tiene pene, el travestido masculino asume simultaneamente las dos actitudes.
El imagina que la mujer tiene un pene y así supera su angustia de castración, y se identifica con esa mujer fálica.
El travesti no siente interés en tocar y adquirir las características sexuales del sexo opuesto, por lo tanto siente un cierto malestar con sus genitales, su sexo atribuído, y por eso vive en una ansiosa búsqueda a través de sus fantasías, de intentar ver y sentir como sería, si fuera del género sexual opuesto.  Generalmente, no demuestra interés sexual por hombres o por mujeres.

Adriana Sommer da Costa
Sexóloga



Mujeres casadas buscan hombres para sexo Mujeres maduras buscan hombres para sexo


There is no subcategories in this category.

Sexo anal - Kamasutra - Sexo - Sexo Webcams - Videos Posiciones Sexuales - Sexo oral - Chicas con Webcam - Strippers en Valencia - Escorts - Fiestas despedidas de soltero Posturas sexuales Sexo anal

© Sexo-mucho-sexo.com
Sexo-mucho-sexo.com tiene todos los derechos reservados del contenido gráfico y escrito de este website en lengua castellana. Dicho contenido no puede reproducirse sin permiso expreso del titular.
free hit counter
Free Hit Counter